La búsqueda de ideas en una oficina comunal

Al igual que las empresas tecnológicas nuevas, algunas compañías ya establecidas están optando por compartir sus espacios de trabajo

Cinco grandes empleadores de Michigan, como el fabricante de muebles Steelcase Inc. y la empresa de calzado Wolverine Worldwide Inc. comparten un espacio abierto en un edificio nuevo.

A los empleados se les anima a pasear por los distintos pisos, proponer ideas entre sí y someter a prueba nuevos productos con la esperanza de que esas interacciones informales conduzcan a colaboraciones, soluciones de problemas y generación de nuevas ideas.

En algunos casos, las empresas están alquilando escritorios en espacios comunes, con el objetivo de que empleados de distintas compañías, y con diferentes habilidades, puedan complementarse mutuamente. Algunas empresas también están utilizando espacios de trabajo compartido como una manera de ahorrar dinero en alquileres o para albergar empleados en regiones donde no tienen oficinas corporativas.

Los gerentes creen que la camaradería interempresarial puede atraer talento e inyectarle a las compañías más maduras una mentalidad fresca.

En el edificio en Michigan, llamado Grid70, cerca de 30% del espacio es compartido, como salas de conferencias, zonas de descanso y un salón de juntas.

“Uno de los elementos de diseño más fundamentales (del edificio) es la idea de los accidentes felices, donde la gente no sólo colabora con su equipo principal sino que se encuentra con alguien de otra empresa y eso genera una idea que no se les habría ocurrido antes”, dice John Malnor, vicepresidente de iniciativas de crecimiento de Steelcase, que trabaja en el edificio.

Los espacios de trabajo compartidos, al principio populares entre empleados de firmas nuevas o freelancers, están ganando terreno entre grandes empleadores que quieren que su personal se relacione con el de otras firmas. Como parte de un programa piloto, Plantronics Inc., una fabricante de accesorios de comunicaciones, compró hace poco membrecías para cerca de 40 de sus 500 empleados en NextSpace, una empresa de espacios de trabajo compartidos en California.

La compañía considera que ubicar a ciertos empleados cerca de trabajadores de empresas más pequeñas y nuevas tendrá beneficios. “Me gusta la pasión de una empresa nueva junto a Plantronics, que tiene 50 años. Rejuvenece”, dice Pat Wadors, subdirectora de recursos humanos en Plantronics.

Rachel Emma Silverman | Wall Street Journal

Leave a Reply

%d bloggers like this: