El niño sobreprotegido

Si analizamos el tipo de comportamiento en la relación padres (papá, mamá) con sus hijos podemos encontrar un gran porcentaje de los dos extremos, o muy rígidos o sobreprotectores, existe un reducido número de padres que guardan un equilibrio de los dos extremos.

.

Si Ud. Contestó en forma positiva al menos tres cuestiones: Es Padre/Madre Sobreprotector/a.

.

Este tema versa exclusivamente sobre la sobreprotección, dejando para otra oportunidad el tema de los padres rígidos. Los padres sobreprotectores inconcientemente están creando en sus hijos alteraciones en su personalidad, con lo que dificultan la relación del niño con el medio. Por lo general este tipo de niño tiene un marcado sentimiento de inferioridad, es así que cuando un niño de su edad realiza alguna actividad propia de su estadio (fase), el sobreprotegido inmediatamente manifiesta no poder hacerlo por cuanto se siente más pequeño, estos niños -por lo general- están al margen de actividades competitivas, agravándose más su patología de inferioridad.

Otra característica es la gran dependencia hacia sus progenitores, a través de la inseguridad, llegando al extremo de dudar de todo lo que hacen, tareas escolares, juegos, amistades. Si sus padres no lo aprueban o están tranquilos, esto se proyecta hasta la adolescencia, es decir que mientras no tenga el visto bueno de sus padres no puede hacer amistad con ningún chico. Los sentimientos egoístas son típicos de estos niños, todo el mundo tiene que estar a sus pies para que su “yo” tenga estabilidad, y cuando no sucede la hipersensibilidad es fácil presa de ellos.

Siempre hemos expresado que es difícil ser padres, pues vienen las dudas como ¿seremos padres sobreprotectores? Para tratar de dilucidar en algo esta interrogante se ha realizado un inventario de actitudes que podrían determinar parámetros de sobreprotección.

Fuente: Iván Espinosa Vega, Problemas de Aprendizaje, Imprenta Multigráficas  H.C.G, Quito-Ecuador,  2003 | Edufuturo

Leave a Reply

%d bloggers like this: