Invierte en…ti mismo

Cuando pensamos en invertir o en inversión, lo primero que nos viene a la mente son las inversiones relacionadas al dinero. Las inversiones financieras ayudan cuando tienes un capital considerable y le puedes sacar provecho a los beneficios de los instrumentos financieros del mercado. Invertir en ti mismo es tan importante (o mucho más) como invertir el dinero.  El valor de invertir en ti mismo es incalculable y aquí te mostraremos como invertir en tu mayor activo, tu propia persona.

.

Invierte en botar el e estrés

Muchos vivimos diariamente sometidos a estrés en el trabajo, en la calle, en el hogar y en muchos lugares más. Nos vemos expuestos a reducir nuestra salud y bienestar por culpa del estrés causado por todos nuestros problemas.  Si no encontramos formas de botar el estrés de manera regular eventualmente nos enfermaremos. Cuando estamos bajo estrés también afecta nuestro rendimiento en el trabajo y afecta nuestros ingresos (por los gastos médicos).

Tomate tiempo para hacer cosas que te gustan, algún deporte, un paseo por el parque, leer un libro, etc. Si se te dificulta encontrar que hacer es un indicativo de que no te has dedicado suficiente tiempo para ti. Un hobby debe ser una actividad totalmente desligada del dinero y las responsabilidades de la vida, recuerda, no tiene sentido acumular riquezas o pasar todo el tiempo pensando en el dinero si no eres capaz de ser feliz y disfrutar la vida.

Expande tus conocimientos y habilidades

El hecho de que te hayas graduado de  la Universidad no significa que el tiempo de estudiar ha acabado.  Si hacer un postgrado o maestría no es lo tuyo entonces puedes buscar otras maneras de expandir tus conocimientos.  Busca libros, artículos, vídeos en Youtube y otros medios para aprender sobre el tema que te interesa.

Enfatiza tu esfuerzo en aprender cosas que puedas sacarle provecho en el trabajo o darte la experiencia suficiente para emprender un nuevo negocio. El conocimiento es poder y, uno de las mejores inversiones que puedes hacer en el presente y el futuro.

No te pongas limitaciones

Otra inversión importante que debes hacer es tomar conciencia y eliminar cualquier limitación que te hayas puesto. Muchas personas saben cuáles son sus capacidades y también de que no son capaces. Normalmente, las limitaciones que nos ponemos en nosotros mismos son mucho más bajas de lo que realmente podemos hacer físicamente, pero si nos convencemos de que solo podemos lograr pequeñas cosas  entonces esas limitaciones se volverán realidad. Traza retos diarios y remueve esas barreras mentales que te impiden crecer.

Ten mente abierta para un cambio

Las personas que normalmente miran los cambios como algo negativo están perdiendo lo positivo que trae consigo el cambio. Si has estado trabajando en el mismo lugar durante un largo tiempo y no has logrado conseguir  un ascenso o una transferencia quizá sea el tiempo para cambiar de carrera o de trabajo. Una relación fallida puede destrozarte, pero quizá estaba contribuyendo a tu estancamiento personal y profesional. Acostúmbrate al cambio y siempre mira el lado positivo que puede traerte.

A primera vista, estas recomendaciones pueden parecer que no tienen nada que ver con tus finanzas personales,  pero la realidad es que invertir en ti mismo incrementará exponencialmente el potencial de incrementar tus ingresos monetarios a largo plazo. Cuando las personas se involucran demasiado en las finanzas, los ahorros y los gastos, es muy fácil pasar por alto esos detalles que pueden hacer la diferencia.

Bancadom

Leave a Reply

%d bloggers like this: